Guiso cartagenero vegano

plato del guiso cartagenero veganizado con patatas, seitán y pasta
  • Cantidad

    Para 6

  • Dificultad

    poca

  • Tiempo

    media hora

  • Mejor si tienes

    Olla express

INGREDIENTES :
– 1 cebolla hermosa
– 1 cabeza de ajos
– 3 o 4 hojas de laurel
– 6 bolas de pimienta de jamaica
– 5 clavos
– 6 bolas de pimienta negra
– 2 cucharadas soperas de cacao
– 250 ml de vino blanco
– 500 ml aprox. de caldo de verduras
– 250 gr. de champiñones a láminas
– 8 patatas
– 6 «puñaos» al estilo mi abuela de fideos fideua o macarrones
– sal y AOVE
plano cenital del plato de guiso cartagenero veganizado con patatas enteras, seitán casero y pasta

Menuda sorpresa la de esta receta. Una buena amiga me invita a comer a su casa y me prepara esto. ¡Madre del amor! ¡qué sorpresa! No sabía de la existencia de este guiso  cartagenero que en origen se come con ternera y macarrones. Me gustó tanto que quise repetir en casa haciendo mi versión vegana con seitán casero. Si todavía  no sabes cómo hacerlo, aquí tienes una receta infalible. La he llevado conmigo por donde he pasado porque queda delicioso. Y se me ocurren mil y una recetas con él. Es mi ternera de los últimos 15 años. jajjaja Así que he tenido tiempo de perfeccionar la técnica. Si os cuento que al principio lo hacía lavando la harina hasta conseguir el gluten concentrado… te da algo. Un derroche de tiempo y energía que da miedo.

Lo del cacao en los platos salados me fascina. Y ésta receta lo lleva. Me apetece investigar sobre el tema.

PREPARACIÓN

Si tenemos la posibilidad de usar la olla express los tiempos se acortan que es una barbaridad. Las patatas en 4 minutos las tienes listas.

Un buen chorro de aceite y se sofríe la cebolla troceada junto con la cabeza de ajo, a la que le has dado un corte transversal al inicio de los ajos de manera que asomen los ajos y no solo su piel. Cuando lo tengamos dorado añadimos las especias; clavos, laurel, pimientas y sal. Añadimos las patatas peladas. Si son pequeñas las ponemos enteras y si son muy grandes las troceamos a grosso modo, rompiendo la patata en pedazos. Yo las tenia de los dos tamaños. Le damos unas vueltas y añadimos el vino y el caldo hasta cubrirlo todo. Añadimos el cacao y tapamos la olla a presión. Le damos fuego fuerte y cuando empiece a sonar le bajamos el fuego y le damos 4 minutos ni más ni menos. Por que hasta que salga todo el vapor y podamos abrir la olla se terminan de hacer.

Cuando podamos abrirla añadimos el seitán troceado y los champis que previamente hemos salteado con un poco de aceite a fuego fuerte. Vemos si vamos bien de caldo o si añadimos más porque ahora es el momento de echar la pasta. Cocer el tiempo indicado y a disfrutar. Apetece mojar pan recién hecho en el caldo y hacer dignos barquitos con el. Ahora si, la sentada de gluten «pal» cuerpo es tal que podría matar a un celiaco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te pueda interesar

Platos de cuchara